Fomentar la salud laboral en las empresas mejora la calidad de vida para los trabajadores.